martes, 11 de diciembre de 2007

Antología de la Hispacón 2007

Ha llegado a mis manos --por fin-- la antología que compiló Darío Marimón para la fundación Tres Culturas del Mediterráneo con cuentos de escritores españoles (Felipe Mayoral García, ganador de Domingo Santos 2007 y Víctor Anchel, ganador del mismo premio en el 2006), Turquía (Askin Gungor), Israel (Guy Hasson y Lavie Tidhar), Siria (Taleb Omran), Egipto (Mohammed Ashry), Marruecos (Abdusalaam Al Baqqali), Libia (Abdulhakeem Ameer al Tawil) e India (Samit Basu). Mi cuento invitado es "Por el valor de una moneda". Espero publicar en Sinergia, en breve, éste y otros relatos de la antología.

He buscado alguna referencia al libro en los sitios españoles que, supuestamente, lo han recibido como obsequio durante la Hispacón 2007 de Sevilla (se trata de una publicación no venal) y no encuentro nada. Hago un par de preguntas incómodas: ¿qué necesita un libro en España para recibir alguna atención? ¿Estar encabezado por nombres anglosajones, tal vez? ¿Se trata, después de todo y a afin de cuentas, de una mera cuestión de colonización cultural? ¿O es que ya se sabe, sin leerlos, que los cuentos incluidos no valen la pena? ¿Tanto efecto puede haber tenido un comentario desdoroso --y tan poco fundamentado que casi da risa-- que nadie se atreve a leerlo? Son preguntás, nomás, sólo preguntas de fastidioso y cascarrabias. Yo voy a leer los demás cuentos y haré una reseña (excluyéndome de la misma, por supuesto) y trataré de publicarla en algún sitio.




2 comentarios:

  1. No conocia esta revista, acabo de descubrirla gracias a un mail que me enviaron. Con respecto al predominio anglosajon en la ciencia ficcion, es una gran verdad. Lo que pasa es que en nuestros paises este genero estuvo siempre poco desarrollado, o marginado. Pero creo que las nuevas generaciones estamos cambiando eso.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Luciano.

    Bienvenido a bordo, entonces. Lo del predominio anglosajón lo será mientras nosotros arruguemos la nariz ante lo que se escribe por estos pagos. Y dejará de serlo si nos ocupamos de difundir las expresiones a partir de su calidad y no del pasaporte que exhiben. Justamente estoy leyendo el libro que compiló Darío Marimón, tan heterogéneo como infrecuente. Después les cuento qué me pareció encontrar obras de países poco o nada conocidos por nosotros...

    Sergio.

    ResponderEliminar