martes, 27 de marzo de 2007

Paisaje perdido

Este cuento tiene una linda historia. Fui invitado por el chileno Luis Saavedra a participar de un número especial de Fobos, el fanzine en papel que por entonces editaba. Lo que tenía de especial esta entrega (el número 22) era su condición de apócrifa. Todo el material que la integraba lo era de un modo u otro, aunque se tratara de una apocrificidad entendida como homenaje. El cuento se publicó como "El Mundo de Ornella Ashlin", estaba "firmado" por Philip K. Dick y se suponía que yo lo había obtenido a través de una persona que vivía en Misiones y estaba en contacto epistolar con Dick. Nos pareció una humorada inocente y un homenaje sentido, pero no faltaron los imbéciles que lo consideraron una "ofensa". El cuento se publicó ilustrado con el cuadro al que se hace referencia en la trama del mismo, una obra impresionante de Alice Kent Stoddard que logra capturar la tensión y las fuerzas que cruzan una partida de ajedrez.




Para anular el efecto de la apocrificidad me apresuré a enviar el cuento para que se publicara en un Especial Dick de Libro Andrómeda. Allí salió con mi nombre y con el título original con el que lo escribí: "Paisaje perdido".

No hay comentarios:

Publicar un comentario