jueves, 29 de marzo de 2007

Duro como una roca

En Visiones 2005 se publicó un cuento que amo especialmente, aunque en general no ha sido bien recibido por los lectores y críticos. Se trata de "Duro como una roca", un eslabón más de la cadena de intentos por ofrecer una visión alternativa a la idea generalizada sobre víctimas y verdugos. Se lo ha calificado de "inverosímil", tal vez imaginando que traté de escribir un cuento realista... o fantástico. Pues bien, "Duro como una roca" no es ninguna de las dos cosas. Es un cuento conjetural, y no tiene ninguna deuda con la verosimilitud.

Esta es la cubierta de Visiones 2005, realizada por mi amigo y colaborador Ferrán Clavero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario